60 segundos al día para un abdomen envidiable


Seguramente huirían si les piden que realicen 1.000 abdominales diarios. Es que ya la palabra abdominales es para desaparecer en el acto. Pero la verdad es que no es tan malo luego de solo de imaginarse trotar por la playa y no sentir que nuestro abdomen, o digamos pancita no está temblando como una gelatina, pues es terrible esa sensación.

Si lo pensamos bien no sería tan terrible hacer algunos abdominales diarios para lograr resultados, quizá nunca luzcamos como estos famosos pero al menos estaremos contentos con nuestro cuerpo.
Seguramente habrán escuchado del ejercicio de la plancha, es muy sencillo a simple vista, pero cuando se pasa de la teoría a la práctica, no resulta ser tan sencillo.

El plan es el siguiente, realizar este ejercicio durante algunos minutos. En el caso de ser principiante pues, se comenzara con pautas de algunos pocos segundos y a medida que va pasando los días, estas pautas deberán prolongarse algunos segundos más, de manera que puedan cumplir plazos de incluso 3 o 4 minutos a los días.

El ejercicio de la plancha no es tarea sencilla ya que si te piden que hagas plancha por un minuto, y no lo has hecho anteriormente, pues te costará un poco menos de 10 segundos aguantar. Se lleva tiempo y constancia pero con este ejercicio lograras grandes resultados, ya que no solo ejercitas todas las zonas del abdomen, también ejercitas los brazos, muslos, piernas y parte de la espalda, sobretodo en esos lugares donde se aloja la grasa y se convierte en los llamados rollitos.

Sin embargo es bueno realizar calentamientos y estiramientos antes de comenzar con este ejercicio que tu cuerpo no sufra luego calambres ni espasmos musculares. Por supuesto que hidratarte y no dejar de cumplir tus comidas, ya que es muy importante alimentar al cuerpo para que acelere el metabolismo y así lograr resultados más rápidos. Te invitamos a que cumplas el desafío del ejercicio de la plancha por 3 semanas.

Comienza haciendo repeticiones de 10 segundos, y como vayan pasando los días le aumentan 10 segundos más, a los días veras que pueden realizar repeticiones de hasta 2 a 3 minutos. Atrévete a tener un abdomen plano y firme, solo debes dedicar algunos minutos a tu cuerpo y al final este te lo agradecerá.

¿Es difícil ser feliz con tu pareja?


Cuando alguien se enamora de ese ser que considera maravilloso(a) y con el cual quiere pasar el resto de su vida juntos, asume que la felicidad y sensación de estar siempre bien a su lado durará por toda la eternidad. Es así como desde esa mirada, se compromete a dejar de fumar y establecen ambos un vínculo de convivencia, ya sea a través de la unión libre, del matrimonio civil o religioso, con la esperanza de vivir en total armonía para siempre. Hasta ahí llegan los cuentos de hadas y las historias de fantasía con el ya recordado “vivieron felices y comieron perdices”.

Nada más alejado de la realidad, la verdad es que después de las primeras semanas de convivencia ese halo de felicidad va declinando para convertirse día a día en una serie de contrariedades, discusiones pequeñas o grandes, que conllevan a la frustración diaria y la Pregunta “qué pasó con el ser que me casé, dónde está aquel(a) del(a) cual me enamoré”, qué hago ahora? ronda todos los días. Mi querido lector comparador de seguros medicos, si usted está en esta situación, no se desanime, continúe leyendo, lo mejor está por llegar.

Usted debe saber que el noviazgo es muy diferente a la convivencia, pues en el primero la única intención es conquistar al (a) otro (a); en la convivencia surgen una serie de cotidianidades mínimas que hacen parte de la supervivencia y comprenden desde lo económico, lo afectivo, lo relacional, hasta la relación con los amigos y familias de ambos, eso sumado a la expresión real del otro, (ya no está conquistando), genera emocional y físicamente un desgate que sino se corrige a tiempo acabará con cualquier expresión de amor y por ende la sensación de desengaño y desamor es constante.

Esa situación tiene solución:


Lo primero es entender que en seguros monterrey, así como usted se siente también se siente el otro, o quizá peor, todo depende de que tanta fantasía se creó.

Lo segundo es empezar a buscar razones distintas (a las originales, todas relacionadas con el recibir) para acercarse nuevamente al otro(a); es decir HUMANIZAR al ser que tiene a su lado, reconocer en él(ella) sus defectos y virtudes, observándolo(a) en la realidad, con los pies sobre la tierra, aceptando sus imperfecciones, ya que al fin y al cabo recuerde que su enamoramiento fué su decisión de ENDIOSAR, IDEALIZAR y ver en el otro lo que usted deseaba ver, por encima de o que realmente es.

Pasados esos dos procesos importantes es momento de poner en práctica las técnicas para ser feliz en pareja:


  • TENGA UNA BUENA COMUNICACIÓN, ésto implica saber escuchar, saber expresar “sin juicios de valor y sin juzgar ni regañar” lo que dice su interlocutor, expresar sus emociones, y llegar a acuerdos frente al tema conversado (un tema a la vez).
  • VALORE Y ADMIRE A SU COMPAÑERO(a), recuerde que cuando eran novios decía cosas agradables y bellas.
  • SEAN AMIGOS, CÓMPLICES, CONFIDENTES. Solo eso les favorecerá el clima de intimidad que tanto necesita, el sentirse el uno con el otro.
  • TENGAN PROYECTOS EN COMÚN, escriban detalladamente los proyectos, con tiempos, lugares, responsables, etc.
  • DISFRUTEN EL CONTACTO FÍSICO FRECUENTE: Las caricias, abrazos, besos, son la base para desarrollar el deseo sexual, la ternura y conexión emocional y física entre ambos.
  • SALGAN SOLOS: Cuando eran novios se disfrutaban mutuamente, no olviden eso, háganlo constantemente, la rutina, los amigos, la familia, el trabajo a veces absorbe el “tiempo” y cuando se miran son dos desconocidos, eso no debe pasar.


Finalmente, DELE AL OTRO LO QUE NECESITE, no lo que usted quiere dar, AMAR de verdad es reconocer a su compañero(a) como un otro.

Es difícil ser feliz con tu pareja? que opinas

Los cereales y el hombre


Cereal, es una palabra derivada de Ceres, una de las divinidades de la mitología Romana, correspondiente a la diosa de la agricultura. Desde la mitología Griega, proviene de la diosa Demeter, diosa de los granos y la cosecha. Pasaron los siglos, y hoy nos sorprende que en nuestros días, en nuestro noroeste, tengamos la Fiesta de la Pacha Mama, rindiendo honores a la madre tierra por los frutos que nos brinda.

En la antigüedad, los cereales, identificaban las distintas regiones y culturas del planeta, es así, que Babilonia, Egipto, Roma, Grecia y lo que hoy conocemos como Europa, se cultivaba el trigo, la cebada, el centeno y la avena. De la India, Japón y China el arroz. De nuestros pueblos precolombinos Americanos, el maíz.

Recorriendo la historia del hombre, encontramos que los cereales fueron durante siglos, la base de la alimentación de la humanidad. Con ellos se alimentaban los musculosos guerreros y gladiadores, las bellas y esbeltas figuras femeninas de los imperios romanos y griegos, de donde se rescatan las imágenes más bellas de la feminidad.

Centeno


Todos comían cereales y la forma más tradicional y común de consumirlos era a través del pan, el arroz y algunas formas de pastas. Siglos después, el mismo hombre gracias a sus intereses económicos y en nombre del progreso, convirtieron a estos mismos alimentos en enemigos del hombre.

Comparando el pasado y el presente, nos podemos preguntar porque, mientras un gladiador con su cuerpo musculoso y fibroso, como la moda de hoy, lo lograba alimentándose con cereales en vez de anabólicos y/o químicos que inflan los músculos como un globo. Idéntica reflexión podemos hacer.

 Con respecto a las mujeres, que en la antigüedad su figura esbelta no era sinónimo de anorexia o bulimia, como lo es hoy, desgraciadamente.

Esta marcada diferencia, debería hacernos reflexionar, si el hoy llamado progreso, fue tal. Simplemente comparemos un producto, la harina.

Gracias al progreso se comenzó a refinar el grano de trigo, a obtener por ello más derivados y mejor rendimiento. Esto trajo aparejado que la harina pierda sus cualidades nutritivas al eliminar su salvado.

Maíz


Mientras hoy todos sabemos que los integrales mantienen todas sus características nutricionales. Los cereales, son alimentos compuestos por carbohidratos, vitaminas del grupo B, sales minerales, proteínas y fibras que se combinan muy bien con las de origen animal y excelentemente, con las de legumbres.

Nadie como nuestras abuelas para combinar estos alimentos, básicamente por intuición, en los deliciosos guisados, con los que perfumaban la casa y reconfortaban a la familia después de una dura jornada de trabajo.

Mijo


Es importante recordar que algunos cereales, como el centeno, trigo, cebada y avena, ricos en gluten, no deben ser consumidos por enfermos celiacos, ni bebes.

Importante es destacar que las calorías suministradas por los cereales engordan menos y satisfacen más, que otras. Razón por la cual, los cereales, en su forma más tradicional, que son las pastas, forman parte de la dieta de los deportistas de hoy como lo hacían los primeros atletas del antiguo mundo.

Consejos para entrenar los músculos sin sobrentrenarlos


Existen muchas preguntas que cuando inicias en el gimnasio necesitas encontrar una respuesta que sea concreta y muy acertada, para ser que no hay muchos que ignoran este punto o pregunta, ya que es aquí cuando caen uno de los errores más comunes que pueden existir cuando entrenas con pesas y mancuernas, podemos dividir a los músculos en:


  • Grandes: pectorales, glúteos, los femorales, abdominales, espalda y cuádriceps.
  • Pequeños: el deltoides, el bíceps, el tríceps, braquiales y antebrazos.


Debemos tener en cuenta que los grupos de músculos grandes tienden a soportar un mayor esfuerzo y rutinas donde podamos realizar de 4 a 5 ejercicios para diabéticos con series de 4, estos también requieren de hacerlo con un peso mayor, por tanto que son músculos que necesitan una mayor estimulación para que pueda haber un progreso efectivo. Si aún no sabes qué es la diabetes tipo 1 y 2, te recomendamos te informes con la asociación mexicana de la diabetes.

También encontramos los grupos de músculos pequeños, estos tienen mayor sensibilidad y se deben trabajar con mucha delicadeza para que no se sobrentrenen, en general requieren un metformina para que es un entrenamiento que sea muy cuidadoso, se puede ejercer rutinas donde se incluyan 4 a 5 ejercicios pero con 3 a 4 series con el peso adecuado.

El punto importante aquí, ahora es ¿Qué tan seguido debemos entrenar los músculos?; está establecido que los músculos se desgastan cada vez que acudimos al gimnasio a entrenar, estos requieren un periodo de entre 24 a 48 horas para recuperar y regenerar los tejidos, fomentando así el crecimiento muscular.

Los músculos pequeños requieren un menor tiempo para su recuperación, por lo que los músculos como pectorales, espalda… deben tener un lapso de recuperación de mínimo 48 horas, es decir, que debemos o podemos entrenar el mismo músculo máximo dos veces por semana, con sesiones de entrenamiento que tengan una duración de entre 45 minutos a 60 minutos, si abusamos del entrenamiento incurrirá a lesiones en los músculos que afectaran tu rendimiento.

Otra de las recomendaciones que podemos darte, es que debes trabajar grupos de músculos diferentes cada día, haciendo una combinación entre uno grande y otro pequeño, empezando por el grande, de la siguiente forma:

  • Pecho y tríceps.
  • Espalda y Bíceps.
  • Abdominales y hombros.
  • Piernas.

Siguiendo los consejos y recomendaciones que te hemos dado en este artículo, podrás mejorar tu rendimiento en el entrenamiento, recuerda que todo objetivo se consigue a base de disciplina, constancia, una rutina adecuada y la alimentación equilibrada, también se recomienda recurrir a personas expertas que te puedan asesorar.